Un paseo por el parque de Málaga

 

Hace unos días, una mañana de domingo, me levanté temprano y me fui a pasear al parque. Estaba ansioso por probar mi nueva adquisición, el Nikkor 10.0-24.0 mm f/3.5-4.5. Me había desprendido de mi Tokina 12-24 y quería ver lo que daban de sí esos dos milímetros más de focal …

Aunque ya había hecho algunas fotos con él, no lo había explorado a fondo y, la verdad, me sorprendió todo lo que es capaz de abarcar un 10 mm en una DX.

29955796772_dc34017ff8_c

30069169315_ae0484f950_c

29985959561_6f1e8fa3aa_c

Al adentrarme en el parque, y cuando ya había cambiado de objetivo para hacer otro tipo de foto, volví a calzar este angular para ver cómo se comportaba a su distancia mínima de enfoque, con una flor en primer plano y diafragmando al máximo para ver su Bokeh en esas circunstancias.

29985748951_dfe9b866ee_c

Por supuesto, no es un objetivo cuya finalidad principal sea esa, pero tampoco me desagradó en exceso. Cierto es que se nota mucha pérdida en los extremos, y a pesar del efecto angular, su Bokeh no es el peor que ha pasado por mis manos …

Llegado a ese punto, cambié al Nikon 50mm f/1.4 NIKKOR-S Auto, con un Bokeh suave y que, aunque a f/1.4 no ofrece su mejor nitidez, es usable a cualquier apertura.

29441356304_33115a0932_c

Como siempre llevo en la bolsa el Helios 44-2 58mm f/2 por si encuentro flores en el camino, no me resistí a cambiar, para continuar con el mismo motivo. Su Bokeh, nitidez, reproducción tonal … y la sensualidad de los manuales, lo hacen -para mi- un objetivo irresistible.

29441260294_d6be6db596_c

29774989500_7699c8625c_c

30068875575_f591742327_c

29955303912_63ef0f1797_c

Y tras estas flores, saliendo del parque y yendo a la búsqueda de mi nuevo destino, me crucé con una estación de bicicletas, completa, ordenadas, que me recordaban lo temprano que era para estar por allí …

29441110974_a48223034d_c

Al entrar a calle Cister, se me vinieron a la cabeza recuerdos de mi época de estudiante y de mi vinculación pasada a San Agustín. No me pude resistir a entrar en la calle Pedro de Toledo y ver la entrada de los locales en los que tantas horas pasé …

29774618650_740a876c83_c

Y a tiro de piedra de allí, La Catedral de Málaga, La Manquita …

30068541215_76ea6d030a_c

Paseo por sus jardines … busco otras perspectivas … las encuentro … pero no me quedo ahí, decido finalmente hacer Bk para procesar en HDR, más o menos agresivo … para todos los gustos.

29441448713_9bde00d5e8_c

29954807872_575b145278_c

29441560893_5c66a9dc2b_c

29441119393_2b2ce07452_c

Salir por la puerta grande de la Catedral te obliga a mirar hacia arriba y disfrutar de su grandiosidad …

30034087406_a586625203_c

29773780720_09304791ec_c

Vuelta al Parque para poder seguir disfrutando de la naturaleza en el centro de la ciudad …

30067810625_df299d25ed_c

29440644483_95e0a093bf_c

29953991552_dca0d0cc94_c

29773242060_7391d4bc26_c

29984236431_a5ac448fec_c

29439405644_fdbcdc9ee9_c

30033287006_b857dd967d_c

Y, finalmente, acabar el paseo en el Palmeral, con vistas al Muelle Uno y a La Farola …

29439268104_db5376d8d3_c

29439210714_984e425d11_c